“Confrontar” no implica agresión

Hoy día en algunos ambientes laborales, existen personas que, por diversas razones al momento de comunicar una idea o una orden, no saben expresarla correctamente a sus subordinados, en algunos casos esta comunicación puede llegar a sonar odiosa e incluso grosera.

Cuando este tipo de situaciones acontecen, se crea un mal ambiente laboral, debido a los roces que puede ocasionar o estar ocasionando esta persona en sí. Por muy productivo que sea, la verdad es que el clima laboral es muy importante, porque pertenece no solo a esa persona sino al equipo que ella dirige. Es por ello que en esta oportunidad quisiéramos abordar el tema de la comunicación, particularmente las órdenes. De ahí nuestra interrogante ¿es posible confrontar o dar una orden sin sonar grosero?

¿Cómo se deben dar las órdenes?

Muchas personas que desempeñan cargo de jefatura, pueden no llegar a saber que cosas tan sencillas como el tono, pueden afectar la forma en que se interpreta un comunicado. Las ordenes deben ser claras y precisas, definiendo el detalle de la tarea a realizar.

Por otro lado, dice el dicho “lo cortés no quita lo valiente”, es importante siempre solicitar cordialmente la tarea a realizar, un por favor o gracias, puede ayudar a que la exigencia sea bien acogida por los subordinados.

¿Quién y cuándo?

No es algo que sea estrictamente laboral. Los hijos, hermanos, amigos, también pueden ser presa de una mala comunicación, por lo que no se debe tomar esto como un tema aislado al trabajo.

“La comunicación es muy importante, y desarrollar habilidades para mejorarla siempre es bienvenido. Desde el punto de vista laboral, una mala comunicación puede costar incluso una empresa. Porque el personal actual difiere mucho del de hace 30 años, a quien todo era a gritos, aunque no parezca, hay personas hoy en día que siguen gritando a sus subordinados, lo que es un claro atentado al clima laboral de la empresa, y por encima de todo, a la productividad.” Indicó Jairo Pinilla gerente de Performia Colombia.

Saber exigir debe ir de la mano con saber recompensar, el respeto mutuo entre jefe y empleado debe existir para que la sinergia entre ambos siga existiendo y de esta forma se pueda alcanzar el éxito del área y la compañía. En los ambientes laborales hoy debe predominar el profesionalismo, y esto aplica también en temas de órdenes y exigencias a subordinados.

Añadir comentario

download free uapkmod,action game apk mod, android apps apk mod