EVALUACIÓN INTERNA

Conocimiento para el cambio

Es muy difícil “hacer cambiar a alguien”, por no decir que es imposible. Sin embargo la gente puede cambiar (mejorar y crecer), y suele hacerlo cuando reconoce que puede hacerlo, y ve en ello una ventaja personal, más que un compromiso externo, laboral o  familiar.

Por lo tanto, el mejoramiento del grupo se genera a través del mejoramiento del individuo, éste a su vez, a través de la mejor comprensión de sus propios comportamientos, sus motivadores y de las consecuencias que estos comportamientos con llevan, logra un cambio en su vida.

Partiendo de la auto evaluación, cada integrante identifica y comprende, a través del mejor conocimiento de sí mismo y su productividad, cómo y en qué aporta al clima organizacional. Con esta información y el apoyo de la retroalimentación profesional, decide qué acciones emprender para superar las dificultades, tanto personales como en su interrelación con el equipo. Es decir, cada uno  se convierte en líder de su proceso de cambio, de acuerdo a la información suministrada por él mismo y no a través de la percepción que los demás tienen de él.